Irisada

Irisada
¡¡Hola, amigos!!

lunes, 30 de julio de 2012

Entregarte

(Dedicado a Maribel)


Entregarte a ella ha de ser mi destino;
renunciar a ti por conseguir tu dicha,
luchar por tu suerte y pagar con desdicha,
que alcances tu paz sentenciando mi sino.

Palabras de afecto que calmen tu llanto
perdiéndote adrede en pro de tu sosiego
por verte feliz olvidaré mi ego;
si he de ser tu amiga, haré por lograrlo.

Mi felicidad pasará por la tuya;
Sólo si sonríes, será que yo sonría;
aunque a partir de ahora de tu lado huya

en silencio, antes de llegue el día
en que, por tu bien, mi amistad concluyas
y te ayude, así, a hallar armonía.


Irisada

Me gusta

Me gusta cuando gozas; 
Llegando a tu clímax 
la bestia que retoza 
se vuelve vulnerable. 
Tu cuerpo de loza 
se quiebra en la cima. 
Me ruegas, me imploras 
con pasion laudable. 

Me gusta cuando duermes 
tumbado en mi pecho, 
despues de que hicieres 
de mi tu princesa. 
Tus besos me envuelven 
de amor y embeleso 
Tus brazos me ciernen 
en dulzura inmensa. 

Me gusta ese silencio 
que precede al alba; 
tus ojos abiertos 
buscando mi rostro. 
Brillantes, atentos 
esperando en calma 
que un pequeño gesto 
nos devuelva al gozo


Irisada

No has de pisarme

No has de pisarme con tus botas de Prada.
No has de enredarme con tus trajes de lino
No has de engañarme con tu hipócrita risa

No me embaucarás con tus dulces palabras
No me enseñarás a trazar mi camino
No me vencerás a base de palizas

He de renacer, partiendo de la nada
He de forjar en tu usencia mi destino
He de asegurarme, sin pausa ni prisa

Y pienso olvidarte como agua pasada
Y quiero rodearme de nuevos cariños
Y recuperar de nuevo mi sonrisa


Irisada

Licencia

Me tomo la licencia de tu boca;
la declaro manantial de mi deseo;
reconforta cada poro que me toca;
alimenta mi ansiedad y mi desvelo,
y me provoca
recorrerla en amorosos besuqueos.

Me tomo la licencia de tu pecho
que cálido me abriga cada noche,
alivia mi bienestar maltrecho
forjando amaneceres con mis noches,
y en mi derecho
lo abrazo con romántico derroche.

Me tomo la licencia, en mi locura
del amor que transformas en palabras,
de tu verbo hecho pasión y hecho dulzura;
promesas de perpetuidad sellada,
y si me apuras
me tomo la licencia de tu alma.


Irisada

Quimeras

Amor levantado entre falacias
erigido sobre cuentos inventados,
construido con patrañas camufladas,
cubierto de ladrillos desconchados.

Pilares de pasión enmascarada
donde apoyas nuestra historia de mentira
mientras piensas que mi mente enamorada
se recrea en espejismo y fantasía.

No me tomes por estúpida y cretina
no pretendas que me trague tu aventura
no simules que soy parte de tu vida
si detrás de nuestros muros de dulzura

te fabricas otro mundo de pasiones;
pues podrías encontrarte con que un día
voy creando yo mis propias construcciones
de firme base y densa celosía

donde no puedas entrar, aunque supliques
donde yo sea feliz, sin esperarte
donde al fin pueda vivir, sin que te impliques,
sin sentirme sola ni necesitarte.


Irisada

domingo, 15 de julio de 2012

Hoy, como siempre, te recuerdo

(Dedicado a Miguel Ángel)

Me enseñaste
A tomar la adversidad como algo nimio.
A reírme de la enfermedad.
A entender que cada uno debe elegir su destino, y yo debo aceptarlo.
A superar mi egoísmo.
A luchar contra Goliath, sabiéndome David
A saber perder con dignidad
A celebrar lo más insignificante
A ser constante
A superar la autocompasión
A reclamar lo que creía con derecho
A sentirme querida en tu ausencia
A prepararme si tu lucha no daba el fruto que deseábamos
A no temer la muerte

Gracias, Miguel Ángel.
Un año sin ti, es un año más contigo.